Posts Tagged ‘Aviones’

¿Cómo montar una GoPro/VIRB en tu avión?

mayo 17th, 2017

Todos los que somos apasionados por la aviación, nos gusta compartir nuestros vuelos con amigos y familia. Cuando no tenemos posibilidad de llevarlos abordo, qué mejor forma que con un video!

Hace varios años que vengo experimentando con distintas cámaras, ángulos y formas de montaje en los distintos vuelos, y la idea de este artículo, es compartir mi experiencia sobre la filmación de los vuelos utilizando action cams tipo GoPro Hero o Garmin VIRB.

Cámaras:

No hay mucho para decir sobre las cámaras ya que las que lideran el mercado, son realmente las mejores opciones.

Las GoPro Hero 3, Hero 3+, Hero 4, Hero 5 son todas excelentes cámaras que logran muy buena calidad de imagen, y su lente gran angular es ideal para filmar dentro de la cabina de aviones pequeños (Cessna 150, Cessna 152, Cessna 172, etc).

[Actualización 4/6/2017: GoPro acaba de comunicar que con su versión Hero 5 Black, ahora será posible utilizar overlays de video con telemetría tal como lo permite su competidor Garmin VIRB.]

Camaras GoPro

Por su parte, las cámaras Garmin VIRB X, Garmin VIBR XE  y la nueva Garmin VIRB Ultra 30, tienen la ventaja de contar con un GPS interno, que nos permite colocar un layer de video con la telemetría de nuestros vuelos. La calidad de la imagen es de tan alta calidad como la GoPro según mi experiencia, con el plus que se pueden conseguir accesorios pensados específicamente para aviación (Por ejemplo, este cable para grabar las comunicaciones de radio).

Garmin VIRB XE

Configuración:

Según el lugar donde se coloque la cámara, hay algunos tips a tener en cuenta en la configuración del video.

Tomas interiores:

Garmin VIRB montaje interiorSi se quiere hacer una toma desde el interior del avión, es importante corregir la exposición manualmente, ya que la cámara intentará compensar la luminosidad exterior automáticamente, y el resultado será una toma oscura de lo que sucede en el interior de la cabina. Otra idea puede ser utilizar la función “Spot” en la GoPro, que ajusta la exposición en base a lo que sucede exactamente en el centro del encuadre, logrando un mejor balance de luz en ciertas tomas.

 

 

Tomas hacia el exterior:Garmin VIRB hacia adelante
Si el encuadre elegido incluye la hélice, es importante setear la cámara en un frame rate más alto, para minimizar el efecto de “barrido” de la hélice (en este excelente video, se explica por qué ocurre este efecto (“rolling shutter”).

Según mi experiencia, colocando la cámara en 60fps se logra reducir un poco el barrido que a 30fps, pero se debe tener en cuenta que esto eleva el consumo de batería y aumenta el espacio de almacenamiento necesario para grabar el video. A la hora de editar los videos, también puede requerir un ajuste de frame rate para compatibilizarlo con otros videos de otras fuentes.

 

Montaje:

Existen diferentes opciones de soportes para montar la cámara dentro o fuera del avión.

Adhesivos: Todas las cámaras vienen de fábrica con algunos soportes con adhesivo incluidos. Si el avión es propio, es recomendable colocar algunos en el interior (en el techo por ejemplo) ya que estos soportes son por lo general muy resistentes y su pegamento, bastante duradero, y se adhiere a superficies variadas con bastante efectividad. No es recomendable utilizar estos montajes en el exterior del avión.PB220731.JPG-550x0

Tornillos: Demás está decir que estas fijaciones permanentes con tornillos son las más efectivas, pero requieren casi siempre modificaciones  permanentes al avión, ya sea dentro o fuera de él. Muchas veces se colocan en las tapas de inspección de las alas. Si el avión no es propio, esto no es una opción.

Ventosas o sopapas: Si el avión es alquilado o prestado, las opciones anteriores no aplican, y se debe recurrir a soportes removibles fácilmente como las ventosas (suction cup). Los soportes con ventosa son muy efectivos para colocar en las ventanas frontales, laterales o traseras, pero muchas veces estas superficies son algo curvadas y dificultan su colocación. También se pueden producir vibraciones indeseadas, dado que el material de las ventanas muchas veces es flexible.

Soporte para GoPro / Garmin VIRBOtros: Existen otras soluciones elegantes como este producto llamado “AirMounts” que permiten colocar varias cámaras GoPro o Garmin VIRB en el montante del ala de un avión ala alta. Las claras ventajas son, más allá de colocarse y quitarse fácilmente cuantas veces quieras,  la posibilidad de colocarlo en diferentes posiciones u orientar las cámaras en distintas direcciones. La desventaja es que sólo está disponible para ciertos modelos de aviones ala alta.

 

 

Alimentación:

Pack batería AnkerCualquier que haya intentado grabar con una cámara de acción desde un avión, sabe que la autonomía de las baterías es un gran problema. Si la cámara se coloca en el interior del avión, es muy recomendable llevar un pack de baterías externo para utilizar la cámara enchufada durante todo el vuelo. He comprobado empíricamente que con una batería de +6000 mAh la autonomía de la alimentación supera ampliamente el tiempo de grabación necesario para llenar una tarjeta de memoria de 64 Gb con video HD en 1080p 30 o 60fps.

 

 

Para cerrar, les dejo algunas de mis tomas favoritas.

 

Final RWY 11

Final RWY 11

 

final ljn

 

Foto tomada desde el montante del ala

Foto tomada desde el montante del ala con AirMounts

La aviación se vuelve verde

septiembre 12th, 2010

Basado en un kit de ultraliviano de 1970, la EADS desarrolló un avión de 4 motores totalmente eléctricos que hace pocos días realizó su vuelo inaugural en Francia.

El avión pesa 175 kg (incluyendo al piloto) y puede volar durante 30 minutos a 60 nudos por hora, o realizar 15 minutos de vuelo acrobático, utilizando sus baterías de polímero de litio que le proporciona 22 kw de poder a sus motores.

Electric Cricket	 EADS

Electric Cricket EADS

Ver el VIDEO del vuelo de prueba de avión eléctrico


Un avión experimental voló 26 horas con energía solar

julio 9th, 2010

Fabiola Czubaj
LA NACION

Tras siete años de intenso trabajo y cientos de auspiciosos cálculos, las 12.000 celdas solares montadas en las alas de un avión experimental lograron mantenerlo suspendido en el cielo suizo durante 26,9 horas. Así, ayer se hizo realidad el proyecto pensado por el hombre que hace ya una década dio la vuelta al mundo en globo.

El nuevo desafío de Bertrand Piccard, esta vez junto con el piloto André Borschberg, estuvo nuevamente a la altura de Julio Verne. De hecho, una frase del autor de esos sesenta viajes extraordinarios (“Todo aquello que es imposible queda por realizar”) encabeza el sitio online del proyecto, donde también se ofrece “adoptar” una celda solar del avión como una forma de apoyar el proyecto.

“Cuando despegaste era otra era ?le dijo Piccard a Borschberg al darle la bienvenida en tierra luego de más de un día de vuelo?. Aterrizaste en una nueva [era], en la que la gente comprende que con la energía renovable se puede hacer lo imposible.”

Ambos, y los diseñadores de la empresa Solar Impulse, se propusieron demostrar que es posible mantener un avión en vuelo indefinidamente. ¿Cómo? Mientras los paneles solares recargan las baterías durante el día y alimentan el motor durante la noche con la energía almacenada.

Por eso, para Piccard, hijo y nieto de inventores y exploradores, esta hazaña abre la puerta a los vuelos “perpetuos”. Aunque los responsables de la aeronave bautizada HB-SIB se apuraron ayer a comunicar que el objetivo no es reemplazar los aviones a reacción, sino simplemente demostrar el potencial que tiene la tecnología limpia y las energías renovables. En este caso, la del Sol.

“Fue increíble. Un éxito mejor que el que habíamos previsto. Casi pensamos en hacerlo más largo, pero demostramos lo que nos habíamos propuesto, así que me hicieron volver y aquí estoy”, dijo Borschberg exultante a la agencia Reuters.

Fue minutos después de aterrizar y abrazarse con Piccard y el resto del equipo en la pista de la base aérea de Payerne, en el cantón suizo de Vaud. Allí, a las 4.50 de la madrugada de ayer (hora argentina), más de cien personas aguardaron el aterrizaje. Habían quedado atrás las 26,9 horas de vuelo a unos 40 km/h en dos etapas de once horas: primero a 8564 metros de altura y, después, a 1500 metros para iniciar un descenso suave durante la salida del sol al oeste de Suiza.

“Fui piloto [de la Fuerza Aérea suiza] durante 40 años, pero este vuelo fue el más increíble de toda mi carrera. Sentado allí, como único tripulante, mientras veía que el nivel de la batería subía y subía gracias al sol. Pude volar más de 26 horas sin usar una sola gota de combustible y sin contaminar el ambiente”, declaró Borschberg al salir del avión, según informó ayer Solar Impulse ( www.solarimpulse.com ).

El prototipo, construido en fibra de carbono y con un valor es de 95 millones de dólares, y las 12.000 células fotovoltaicas de silicio monocristalino de 145 micrones de grosor alimentan cuatro motores de 10 caballos de fuerza, junto con una batería de litio cada uno, debajo de las alas de 63 metros.

Eso sí: una limitación para la vuelta al mundo prevista para 2012 es el tamaño de la cabina, de 1,3 metros cúbicos, aunque el asiento del piloto lleva incorporado un inodoro.